6 abril 2010

Más cordobeses en el “boom”inmobiliario de Uruguay

Filed under: Punta News — admin @ 13:50

Constituyen el 19 por ciento de las inversiones de este tipo en Punta del Este.

foto_puntadelesteQue los cordobeses compran inmuebles en Punta del Este no es un fenómeno nuevo. Lo sorprendente es que cada vez aparecen más desarrollos inmobiliarios realizados por cordobeses en esa zona de Uruguay.

Destino Punta del Este, una asociación público-privada que se dedica a fomentar la zona y a asesorar a inversores, ha contabilizado ocho obras en las que participan de manera directa empresas cordobesas, entre las que se cuentan Edisur, con dos edificios premium de departamentos; la constructora By Best Developers (Boeto y Buttigliengo y Estructuras), con otro edificio residencial, y los estudios de arquitectura Castagnari-Aznar y BBGOO, ambos también con edificios similares, a los que se suman inversores cordobeses que encaran su propio desarrollo.

A éstos, cabe incorporar las inmobiliarias locales que comercializan diferentes productos en la ciudad turística y en Montevideo, como son los casos de Sergio Villella, ReMax Cañada y JB Srur.

El mercado. El avance de las empresas cordobesas en Punta del Este es consecuencia de cómo los particulares encontraron en este destino una opción de inversión.

En la actualidad, esta ciudad tiene una oferta inmobiliaria de 654 mil metros cuadrados cubiertos, entre obras terminadas y en construcción.

La demanda se integra de la siguiente manera: 46 por ciento de los compradores son de Buenos Aires; 19 por ciento, cordobeses; 15 por ciento, uruguayos y siete por ciento provienen de Brasil.

“La llegada de cordobeses para comprar inmuebles comenzó en la década de 1980. Lo que ha sucedido en este tiempo es que cambió el tipo de producto que buscan; al principio compraban casas, pero después la demanda viró hacia los departamentos grandes, de 200 a 500 metros cuadrados, y ahora lo más buscado son unidades de 70 a 100 metros cuadrados, con servicios similares a los de un hotel pero en viviendas para uso y para alquiler”, explica Ramón de Isequilla, director ejecutivo de Destino Punta del Este.

Esta entidad, que desde mediados de abril tendrá a Edisur como una de sus socias, viene estableciendo, junto a los municipios de la zona, los criterios para el ordenamiento territorial.

Según el directivo, a la necesidad de asegurar la sostenibilidad medioambiental del crecimiento inmobiliario se suma la preocupación por que el aumento en la demanda de inmuebles termine “canibalizando” el mercado de la construcción: “Para Punta del Este, no es bueno masificar”, advierte.

Las nuevas zonas. Punta del Este fue el primer destino en captar las inversiones inmobiliarias de los argentinos, que vieron en el país vecino un refugio estable y, además, cercano para colocar sus ahorros ante las crisis internacionales (la inmobiliaria y la financiera) y la crisis de credibilidad en la Argentina.

Pero en los últimos meses comenzaron a crecer nuevos destinos para la inversión inmobiliaria en Uruguay. El resto del departamento Maldonado (donde está ubicado Punta del Este), como el de Rocha, está recibiendo también inversores para desarrollo de otro tipo de formatos, como las chacras marítimas, urbanizaciones similares a la de los countries locales, pero abiertas, y en predios de cinco a 15 hectáreas, que articulan la vida del campo con la del mar, en general ubicadas cerca de una gran ciudad y con administración conjunta, a la manera de un complejo turístico.

Montevideo, en tanto, también tiene su propio boom inmobiliario, aunque centrado en edificios de departamentos más pequeños que en Punta del Este y donde las protagonistas son las constructoras uruguayas.

En esta movida también participan los argentinos, ya que por cuestiones de seguridad y de una mejor calidad de vida, muchos ejecutivos que antes vivían en Buenos Aires optaron por trasladarse con sus familias a Montevideo y cruzar el río de la Plata todos los días para trabajar. A esto se suma el movimiento de ejecutivos provocado por el crecimiento de la zona franca de la capital uruguaya, Zonamérica, que reúne a compañías como PricewaterhouseCooper, Deloitte, Tata y Group RCI, entre otras.

Fuente:
www.lavoz.com.ar
Diego Dávila

La calle Pedragosa Sierra reúne a muchos de los restaurantes más exclusivos del Este

Filed under: Punta News — admin @ 13:47

La “milla dorada” de Punta que cautiva a los sibaritas exigentes.

pedragosa_sierraPUNTA DEL ESTE.- “Esta es la calle gastronómica por excelencia y en menos de diez años va a estar poblada por restaurantes para gourmets”, predice el chef Jean-Paul Bondoux, dueño de una exquisita casa en la que ha recreado un rincón de su Borgoña natal.

La calle a la que hace referencia es la avenida Pedragosa Sierra y, con más precisión, un trecho de diez o quince cuadras que se abre paso entre bosques de pinos, jardines, chalets y hoteles con encanto, en el corazón de San Rafael, en Punta del Este.

El circuito de restaurantes y boliches más turístico del balneario está junto al puerto, con sus decks y sus amplias sombrillas mirando hacia la Mansa. Los paradores en Manantiales y José Ignacio también son sitios ideales para ver y dejarse ver al mediodía. Los establecimientos de la “milla dorada” de Pedragosa Sierra tienen, en cambio, un encanto particular por la noche, iluminados con guirnaldas que destellan entre el follaje y por la luz de las velas que adornan las mesas.

En ese tramo se encuentran Floreal, Blue Fish, Le Tableau de Jean, La Bourgogne, el asador Don Polidoro y Life Bistró. La tradicional casa de cocina italiana Il Baretto (hoy en Altos del Puerto) se propone abrir en Pedragosa Sierra otro local.

El primero que sentó raíces en esta avenida fue Floreal, cuyo salón figura entre las más tempranas construcciones del barrio San Rafael. Hoy lo dirige la tercera generación. “Hemos tenido -dicen- la satisfacción de haber visto dar los primeros pasos a clientes que hoy nos siguen visitando con sus hijos.”

Floreal es restaurante, salón de té y ofrece servicio de catering. La carta es una muestra sugerente de cocina europea y en sus platos se nota la mano instruida por chefs emblemáticos como los hermanos Troisgros o el español Juan Mari Arzak.

Blue Fish, ubicado más cerca de la avenida Roosevelt, abrió sus puertas hace tres años y desde el primer día se llenó. El nombre traía reminiscencias de Blue Cheese, un restaurante situado en la rambla frente al muelle de Mailhos que era, hasta que cerró, una de las casas más codiciadas del balneario por su sabrosa comida, sus precios más que razonables y la esmerada atención de su staff.

“La gente que nos conoció en la época que estábamos en el puerto ha seguido siendo fiel y viene a cenar aquí”, comenta el jefe de cocina Raúl Moreira, autor de una lasagna que es la insignia de la carta. El estridente azul que comparte con el blanco la decoración del local justifica el nombre de Blue Fish, donde el pescado y los frutos de mar componen los platos más típicos. Pero es su colorido buffet de ensaladas, con sus ingredientes dispuestos como en un lienzo expresionista, el atractivo visual más poderoso para muchos de sus asiduos comensales.

El hogar de la parrilla uruguaya en Pedragosa Sierra es Don Polidoro, de Luciano Cornella, un asador que lleva 20 años explotando su especialidad: un menú completo de carnes y verduras grilladas que se puede degustar por 90 dólares.

Una muralla de hortensias y laureles resguarda la intimidad y el encanto francés de La Bourgogne, que reclama una billetera rebosante. A su dueño, Jean-Paul Bondoux, no le agrada hablar de dinero. Mira severo y ofuscado cuando dice, en una mezcla de francés y retorcido castellano: “Se dijo en diciembre que un brasileño había reservado todo el restaurante para la cena de Año Nuevo y que había pagado 50.000 dólares. Eso no es verdad”.

La carta que entrega para informar es la que se ofrece a las damas: no figuran los precios. Pero un vistazo a la de los caballeros permite luego comprobar que el precio medio de los platos ronda los 70 dólares. Los precios de la carta de vinos están en divisas.

Antes de entrar en ellos hay que conceder que la bodega de La Bourgogne es única en Punta del Este y quizás en Uruguay. Hay botellas del Vallé du Rhône, de Borgoña, Burdeos y Alsacia; también hay caldos chilenos, argentinos y uruguayos. La pieza más lujosa es un Chateaux Petrus 1982. Cuesta la friolera de US$ 15.000. En la órbita del champagne, una botella de 1980 de La Grande Dame Magnum sale US$ 2900.

El menú, como es obvio, está en francés: Tranche de Gigot d´Agneau, Berre de Sauge et Musseline de Carotte au Cumin es uno de los próceres mayores de la lista.

Al otro lado de la calle, su hijo Aurelien inauguró este año Le Tableau de Jean-Paul, un bistró con el mismo carácter que La Bourgogne, “aunque tres veces más barato”, dice Bondoux satisfecho de su herencia. Y concluye que “la alta gastronomía es amor, generosidad y pasión”. ¿Y la mesa? “El mejor lugar del mundo para la comunicación”, dice Bondoux.

Fuente:
Articulo y foto:
J. L. Aguiar
El País / GDA

Unico Lanzamiento en Playa Mansa Frente al mar – Punta del Este

Filed under: Lanzamientos — admin @ 13:35

luna-azul-iii-chico-copia

El lanzamiento tan esperado … Luna Azul III ubicado en Parada 10 de playa mansa, frente al mar. Se trata de una opción única ya que no hay otro lanzamiento que reúna las características de este proyecto. En las primeras paradas de la playa mansa, en primera línea y en un bloque bajo, de solamente 4 pisos * que garantizan tranquilidad, exclusividad y fantásticas vistas al mar.

Solamente salen a la venta 9 unidades, con opciones de 1 y 2 dormitorios, todas con parrillero individual e hidromasaje en el balcón, algunas con jardines propios y la opción de exclusivos Pent Houses. Garaje en sub suelo. Equipadas con aire acondicionado frío/calor.

Interesante nivel de amenities como ser Pileta climatizada In-Out, sauna, SUM, solarium, gym y más.

Una opción limitada para unos pocos. Consulte con nuestros asesores.

Departamento de Ventas

Tl. Uruguay (042) 494731 – 494166

Tl. Argentina 0800 333 0785

Tl. Brasil 0800 892 3000

pedidos@passadore.com.uy

* La empresa se reserva la opción de construir más pisos si se aprueban en la IMM